Me Muevo

Estas en : Inicio > Artículos > Paciente de la Quinta Región se convierte en la primera persona en recibir terapia biológica a través de Ley Ricarte Soto

Artículos

04 Mar. 2016

Paciente de la Quinta Región se convierte en la primera persona en recibir terapia biológica a través de Ley Ricarte Soto

Guillermina Carreño, una Profesora de Educación Básica de La Calera, en la Quinta Región, es la primera paciente con Artritis Reumatoide que recibe terapia biológica a través de la garantía otorgada por la Ley Ricarte Soto.

Guillermina lleva más de 40 años conviviendo con esta enfermedad y por mucho tiempo se mantuvo con tratamiento basado en corticoide y paracetamol, pero hace aproximadamente 5 años el efecto se redujo, los dolores aumentaron y complicaron su cuadro a tal punto que su médico tratante le recomendó probar con tratamientos de última generación.

Siendo usuaria de Isapre Banmédica, desde que le prescribieron la terapia no pudo conseguir cobertura para estas drogas. No obstante, gracias a otros mecanismos tuvo la oportunidad de probar durante dos meses con un biológico de primera línea que mostró efectos desde la primera dosis.

“Mi médico tratante, la Dra. Lilith Stange me postuló a la Ley Ricarte Soto y el martes 1 de marzo recibí la primera dosis en el Hospital Gustavo Fricke”, explica Guillermina Carreño. A partir de ahora deberá ir una vez al mes a recibir las dosis de la terapia que se administrará ella misma con una inyección semanal.

“Me alegro de estar entre los beneficiarios de esta cobertura. Me siento optimista y espero que gran parte de los dolores que me han acompañado por tantos años, me abandonen definitivamente”, declaró.

“Doy las gracias a esta ley que me permitió acceder a este tratamiento de última generación. Y las más sinceras gracias a la Dra.Lilith Stange, que hizo todo lo posible para que yo fuera una de las beneficiadas”, concluyó.

Esperamos que Guillermina Carreño sea la primera de muchos pacientes con AR que logren acceder a los tratamientos de alto costo a través de esta ventana que nos abrió la Ley Ricarte Soto.

< Volver